Luego del trágico episodio de 2016, la Facultad Regional  General Pacheco de la Universidad Tecnológica Nacional logró dar una muestra cabal de institucionalidad, que hoy vuelve a convocar a los representantes esta Casa de Altos Estudios.


El 29 de junio de 2016, falleció el Ing. Eugenio Bruno Ricciolini, decano de la FRGP durante los últimos 31 años. La notoria pérdida de quien dirigió los destinos de UTN Pacheco, con un marcado crecimiento en todos los índices educativos y de infraestructura, podría haber provocado dificultades internas que atentaran contra el normal desarrollo de la institución.

En cumplimiento con las pautas del estatuto universitario, el 24 de agosto del año pasado, una Asamblea Extraordinaria se reunió para votar nuevo decano, que completaría el mandato de un año. Allí, el Ing. José Luis García, quien se desempañaba como Vicedecano y Secretario Académico de UTN Pacheco, fue elegido por unanimidad. Y en el lugar de Secretario Académico fue designado el Ing. Ricardo Crivicich.

Cabe destacar que durante este período, el funcionamiento de UTN Pacheco no padeció alteraciones, debido al ejercicio de una conducción que preservó los canales institucionales, fomentó el diálogo y realizó una administración de puertas abiertas para crecer en transparencia.
Ahora, el próximo jueves 24 de agosto –justo un año después-, en la Facultad Regional General Pacheco se desarrollará la Asamblea Regional para elegir a un nuevo decano, que ejercerá el mandato por los próximos cuatro años.

En el salón polifuncional estarán citados 69 asambleístas. Los 14 miembros del Consejo Directivo de la UTN Pacheco; los cinco Directores de Departamentos (Civil, Mecánica, Eléctrica, Ciencias Básica y LOI), y diez consejeros de cada uno de los cinco concejos departamentales, que en total sumarán 50 asambleístas. En caso de que una persona ocupe más de un de los cargos, emitirá un solo voto y el restante su suplemente.

Allí se propondrán a los postulantes y se desarrollará la elección. En la primera vuelta se deben conseguir los dos tercios de los presentes, un total de 46 votos, mientras que si no se alcanza el consenso, hay una segunda elección en la que los postulados requieren la simple mayoría, la mitad de los presentes más uno, para ser elegidos.